Imprimir

¿POR QUÉ PRACTICAR YOGA EN EL EMBARAZO?

Todo proceso de gestación, parto y crianza está regulado en gran medida por el sistema nervioso autónomo (regula las funciones vitales que no dependen de nuestra voluntad, latido cardiaco, digestión, sueño, segregación de hormonas…). El yoga actúa directamente sobre el sistema nervioso autónomo equilibrándolo.

El embarazo es un momento de cambios constantes, esto puede generar estrés en el cuerpo si no nos adaptamos adecuadamente a ellos. El estrés genera cortisol en sangre, sabemos que esta hormona es un inhibidor del crecimiento del bebé. La práctica del yoga produce una disminución de los niveles de cortisol y por tanto favorece un buen crecimiento del bebé en el útero materno.

El cuerpo de la mujer durante la gestación se transforma día a día, columna vertebral, pelvis, vientre, caja torácica... cuando acumula tensión en él pueden aparecer molestias e incluso dolor. El movimiento consciente a través de las asanas (posturas) y la relajación ayuda a que se mantenga ágil, fuerte, flexible y libre de tensiones.

Las emociones juegan un papel fundamental en nuestra vida, reconocerlas, sentirlas y liberarlas nos proporciona paz interna. El trabajo con la respiración nos lleva a poder hacer de forma agradable este proceso. La embarazada está mucho más conectada con el mundo de los sentimientos y emociones.

La intuición es una capacidad del ser humano que puede estar algo dormida. En el embarazo se despierta, la meditación y el silencio ayudan a reconocer ese proceso que renace y así aprovecharla para que guíe este especial camino.

El embarazo es un momento de conexión con la grandeza de la creación. Un ser vivo crece en el interior del útero de la mujer, siguiendo las leyes de la naturaleza y la sabiduría innata del cuerpo. El sentir la magia de la creación en su interior conecta a la mujer con su capacidad de dar vida, ayudar al bebé a nacer y a crecer. Así el momento del nacimiento se vuelve una experiencia agradable y deseable. 

El yoga orienta tus pasos hacia tu interior para que recuerdes el conocimiento que ya está en ti. Así las mujeres toman las riendas y recuperan su poder. Ya no tienen que demostrar nada a nadie, ni siquiera a ellas mismas. En la crianza la mujer va a necesitar una total conexión con su interior para reconocer qué necesita ella y qué necesita el bebé. Ser madre hará que la mujer tenga que tomar muchas decisiones, la intuición y la inteligencia divina serán quienes guíen sus elecciones. 

El yoga te enseña a vivir en el presente, desapegarte de los objetivos, aceptarte tal y como eres, a confiar en ti y en los demás, despierta el amor en tu corazón, abre tu mente a capacidades ilimitadas, te conecta con la alegría de vivir. ¿Crees que eso le puede servir al nuevo ser que viene en camino?

Imma Campos, comadrona y profesora de yoga.

Contactar

Si desea información acerca de nuestra formación doulas, acompañamiento durante el embarazo, o cualquier información relacionada con las actividades o eventos de nuestro espacio Atlantis envíanos tu consulta haciendo...

click aquí

¿Quieres recibir información?