Imprimir

Las EMOCIONES durante el EMBARAZO

Durante el embarazo hay importantes cambios emocionales

Es un periodo de torbellinos emocionales

Se intensifican, se desatan los sentimientos positivos y negativos, tanto la alegría, la risa, la paz o la tristeza.

Puede aparecer mayor sensibilidad y emotividad, los sentimientos pueden estar a flor de piel.

También una inestabilidad emocional y cambios de ánimo, se puede llorar de alegría o pena con extrema facilidad, pueden aparecer sentimientos ambivalentes y contradictorios que alternan alegría con melancolía, estabilidad y sensación de fortaleza, puedes sentirte mejor que nunca, orgullosa y fuerte porque en tus entrañas crece una nueva Vida, plena de paz interior, felicidad, rebosante de energía, que puedes con todo, puedes comerte el mundo… o sensación de extrañeza, de vulnerabilidad, de inseguridad con una mayor necesidad de calor, ternura y protección.

Te puedes sentir asertiva y abierta, como si el bebé te fortaleciera y te hiciera estar siempre preparada para defenderte.

Se refuerza tu sentido de la independencia y la combatividad.

También puedes irritarte más fácilmente y puedes estar más a la defensiva. 

La euforia del embarazo se debe a un aumento de endorfinas en la gestación, que nos ofrece un sentimiento de alegría constante, primordial en el último mes para preparar parto y puerperio.

Una energía y profundo sentimiento de felicidad, felicidad total y ganas de vivir

que dura hasta que se deja de dar el pecho. 

También son frecuentes los ataques de miedo, surgen preguntas respecto al trabajo, la relación de pareja, la responsabilidad, la libertad, la independencia… puede pasar que todo parezca más difícil, temor al futuro, pérdida de confianza, sentimientos pesimistas…

Se puede temer la pérdida de la intimidad con la pareja, que él comience a fijarse en otras mujeres.

Hay que conectarse con la verdadera naturaleza de mujer, con nuestra esencia, con nuestro centro y así nunca sentiremos esos miedos. 

Tarde o temprano, grande o pequeño estos miedos siempre ocurren, pero es normal.

Recuerda que si estas cansada por tu actividad, alteraciones del sueño… es más fácil que todo este torbellino emocional surja, por ello es esencial descansar.

 

Todas estas emociones son debidos a los cambios hormonales igual que en la pubertad, puerperio  y la menopausia.

Desde el punto de vista hormonal, el embarazo es el punto álgido de estos períodos.

 

Su razón de ser es organizar la maternidad a nivel emocional, de la relación de pareja, el reparto de tareas, actividades…

Recuerda que quedan 9 meses para organizar, tranquila:

Se encontrarán respuestas a todo.

 

Estas emociones varían según el embarazo y la persona, aunque para todos, la maternidad es un paso hacia lo desconocido.

 

Si conoces esta labilidad emocional te será más fácil aceptar y vivir con todos estos cambios emocionales.

Acéptalos tal y como son: tiempo variable con nubes y sol.

 

Recuerda que respecto a estas emociones es muy beneficioso hablar de ellas y expresarlas.

 

Respecto a la facilidad de llorar en momentos inesperados lágrimas de emoción y felicidad, de pena, frustración…es muy sanador.

 

Llorar sirve para relajarse, se aconseja llorar: después se ve todo de otra forma.

 

El primer trimestre, la primera etapa del viaje es un reto porque implica un ajuste de la personalidad, antes eras sólo Tu y ahora te has convertido en dos.

Tu forma de entender la identidad cambia, pasas del “yo” al “nosotros”

Es natural la ambivalencia de emociones.

Solemos prestar mucha atención a los últimos meses del embarazo y al parto, pero los primeros meses son los que suponen el mayor desafío al necesitarse realizar ajustes en tu psique.

Recuerda que la maternidad es una gran transformación

 

El segundo trimestre es cuando el embarazo comienza ha ser evidente, la transformación es tan rápida, todo parece ocurrir de un día para otro.

Un buen día te despiertas, te contemplas en el espejo y comprendes que a partir de ahora, todo el mundo sabrá que estás embarazada: Disfrútalo.

 

En el tercer trimestre sólo deseas tener pronto a tu bebé en tus brazos.

 

Proteger al bebé

 

Eres portadora de Vida en Tu seno y quieres defenderla de las influencias negativas 

Es el instinto maternal…

Que se preocupa enseguida, evita las malas noticias, no soporta ver reportajes sobre guerras, hambre y catástrofes ecológicas, evita la imagen desesperanzadora del futuro y del mundo donde nacerá su bebé. 

Desea lo mejor para el bebé

Intenta desentenderse del mundo exterior, las grandes noticias ya no le interesan tanto, la política le parece complicada, la actualidad ya no forma parte de su campo de interés, se vuelve sobre sí misma…

Lo más importante es el mundo interior y que el nido sea seguro, acogedor y Amoroso

 

Adiós a la propia infancia

 

Es natural recordar viejas emociones y especialmente la infancia.

También intentar fortalecer lazos que le unen a su propia madre.

Se trata de dejar de pertenecer a la generación más joven y pasar a pertenecer a un nuevo grupo social: el de las madres. 

En un gran paso en responsabilidad, dejar de ser una chica para ser una mujer madura, una madre, pero no debe asustar.

 

De pareja a familia

 

Un hijo significa que la pareja va a estar unida para siempre

Normalmente es la consagración de una relación, social y genéticamente: formar su propia familia

Incluso si la relación se rompe, sigue existiendo una familia, ya que ambos padres en teoría crían y educan  al hijo. 

El embarazo es una gran oportunidad para analizar y hacer balance de la relación de pareja.

Cuando la relación no es del todo satisfactoria, durante el embarazo, los aspectos negativos se ven mucho más claros, los problemas se hacen evidentes, al estar ella mucho más sensible, se da cuenta de los aspectos de la relación que requieren más atención y si la relación tiene futuro o no.

 

Si la relación es satisfactoria, el embarazo es un período romántico e íntimo y feliz, esperando la llegada del bebé, se sueña, se hacen planes para el futuro de familia…

 

TU LABOR MÁS IMPORTANTE

 

Ten siempre presente que Tu principal labor consiste en lograr que Tu bebé crezca Sano, Feliz y Amado.

Esto es más importante que incluso cualquier planteamiento personal o profesional.

 

Disfrutar de Tu embarazo debe ser Tu prioridad.

 

Has deseado tener un hijo:

Concédele ser el centro de Tu atención desde los 9 meses de la gestación.

  

El embarazo no dura eternamente,

Sólo requiere nueve meses de Tu Vida.

Así encuentra tiempo a diario para ocuparte tanto de ti como del bebé de llevas en Tu interior. 

Solemos ser capaces de hacer muchísimas cosas estando embarazadas, podemos seguir con nuestra vida normal, sin perdernos nada, esta actitud resulta del miedo de perder la igualdad social, los logros profesionales… que tanto hemos luchado por construir.

Se comprenden estos motivos,

Pero no permitas que te alejen del milagro de la maternidad que estás viviendo.

 

Aprende a Ser más en lugar de hacer más

 

Lo ideal y lo recomendable es hacer una pausa laboral unos meses antes del nacimiento de Tu bebé, para centrar Tu atención en Tu hijo.

Si esto no es posible, seguro que puedes bajar el ritmo, trabajar menos horas, tener más tiempo libre para ti y Tu bebé, descansar…

Hay que encontrar la forma de fortalecerte física y emocionalmente… de nutrirte

De ir entre suaves algodones.

 

Al bajar el ritmo es cuando llega el placer de conectar con la maternidad y con Tu bebé, tienes tiempo y disponibilidad para encontrarte con Tu hijo.

 

Te vas a sorprender como la llegada de Tu hijo cambia tu escala de valores.

La visión de una madre es más potente y tiene más alcance que la de la mujer antes de tener un hijo.

 

Siempre te alegrarás de los momentos que te otorgues estando embarazada,

El embarazo es una experiencia única plena de Belleza:

Disfrútala. 

 

Los hombres y sus emociones

 

Ellos también experimentan distintas emociones, también tienen cambios hormonales debido a la paternidad, aunque no sientan al bebé moverse en su vientre, ni engordan…

 

Así para ellos el embarazo no deja de ser algo abstracto e irreal, hasta el final.

Ellos se preparan más mentalmente para la futura paternidad.

 

Se pueden orientar más hacia el mundo exterior, como si tuvieran que vivir antes de la gran responsabilidad, salen con los amigos, buscan libertad…

Comportamiento que puede causar alguna tensión en la relación de pareja y que requiere gran comprensión y tolerancia por ambas partes.

 

Si la vida de ella se ve dominada por los cambios físicos y la vida emocional interior,

él puede hacer de su trabajo su objetivo, ganar dinero es su forma instintiva de asegurarle un buen futuro a su hijo, se ocupa de buscar una nueva casa, de arreglarla, de contratar un seguro…  

Como ella tiene la necesidad de quedarse en el nido y deja de interesarse por la vida social, pueden pasar períodos que él se sienta rechazado y apartado por su pareja,

y que su reacción inmediata sea centrarse más en su trabajo, el deporte u otro hobbie.

 

Es muy importante hacer un esfuerzo durante el embarazo para reforzar el contacto mutuo con la pareja y expresar los deseos libremente.

Tener expectativas sin haberlas manifestado claramente provoca desengaños.

Se recomienda crear contacto para expresar emociones y sentimientos que evitan malentendidos.

 Es esencial favorecer la relación y comunicación padre y bebé durante el embarazo, para crear un lazo vincular padre-hijo  mediante las caricias, el habla, el canto… hacerle partícipe del crecimiento y movimientos del bebé… que le sienta.

 

LOS OTROS ALIMENTOS…

EL ALIMENTO EMOCIONAL

 

Durante el embarazo el aporte de nutrientes vitales a través de la alimentación es esenciales, pero también lo son el equilibrio emocional y psíquico.

 

Hoy son una realidad la influencia de las emociones, los sentimientos y del estado mental… sobre las funciones fisiológicas y nuestra Salud.

Fruto de las investigaciones sobre las relaciones entre el mundo de la conciencia y la química corporal.

Se han descubierto sustancias cuya función se asocian al pensamiento y las emociones.

Han demostrado que el bienestar o el dolor tienen una base física-química

Que una emoción se traduce en variaciones de la concentración en sangre de una serie de sustancias químicas.

Así, nuestros sentimientos y pensamientos ejercen influencia sobre nuestro equilibrio fisiológico.

 

Es el vínculo entre cuerpo, mente y emociones, el ser humano es una unidad corporal, emocional y mental.

Y todo ello condiciona nuestro bieneStar y el material hereditario que trasmitiremos a nuestros hijos, más allá de los genes.

 

Antes de nacer el bebe ya tiene 9 meses y durante estos, todo lo que haya sentido, vivido y experimentado en el útero a través de su madre y de su entorno queda grabado en su psicología prenatal y le influirán en el desarrollo de su personalidad.

 

La madre y su bebé, están continuamente inmersos en el mismo jugo emocional, ya que la placenta deja pasar las sustancias que traducen nuestras emociones como las endorfinas del placer o la adrenalina del miedo en ambas direcciones.

Incluso el bebé durante la gestación es capaz de comunicar sus propias emociones a la madre y le hace saber sus deseos, sus preferencias e influye en sus gustos y comportamientos.

 

Los padres deben vincularse profundamente con su bebé  y amarlo, a sí el tendrá una visión del mundo, de si mismo y de la vida positiva.

 

Es muy importe el equilibrio emocional y mental

Se recomienda practicar técnicas de relajación, visualización, meditación, respiración consciente y consciencia corporal…yoga, el masaje…

La sonrisa, pensamientos y sentimientos positivos… y todo aquello que favorezca la secreción de endorfinas

Relajar ritmo vital… regalarse unas vacaciones…

 

Evitar todo lo que sea dañino tanto para tu cuerpo como para tu corazón. 

Es importante evitar cualquier forma de estrés y favorecer un estado relajado, sentirse a gusto con uno mismo y con la pareja.

El estrés afecta negativamente a nuestra salud global y a la del bebé

Cuando nuestro organismo esta sometido  a una tensión excesiva, segrega sustancias como adrenalina que ejercen una influencia negativa sobre nuestra salud.

 

La creatividad en la gestación se recomienda como método de expresión y canalización de las emociones de la madre y el padre.

Dejando fluir la imaginación desarrollaremos un estado de conciencia de presencia y de percepción del presente tan necesario durante todo el proceso de la gestación

 

Se recomiendan relacionarse con el arte, la pintura, la  música con el canto prenatal: un gran puente de comunicación hacia el bebé creciente.

 

Así son esenciales los placeres, los mimos y los cuidados:

Que te cuiden, déjate Amar…

 

Contactar

Si desea información acerca de nuestra formación doulas, acompañamiento durante el embarazo, o cualquier información relacionada con las actividades o eventos de nuestro espacio Atlantis envíanos tu consulta haciendo...

click aquí

¿Quieres recibir información?