Imprimir

Encontrar el camino es Encontrarte a ti mismo

TÉCNICA SIRIO DE ARMONIZACIÓN ENERGÉTICA

Tenemos todo el poder de auto sanación en nuestro interior, somos poderosos y cocreadores de nuestra propia realidad. Sabemos y podemos. La sabiduría ancestral está instalada en nuestra memoria celular, sólo tenemos que desarrollar esta especie de programa informático para reconectarnos y recuperar nuestro poder verdadero. Pero también es cierto que, a veces, una pequeña ayuda nos aligera la carga y trae luz al camino. Acompañar a cada persona en su proceso personal, empoderándole, dándole herramientas, pero ayudando a disolver bloqueos y cristalizaciones, es el camino de la sanación.

No es tiempo de Gurús, no es tiempo de poner en manos de otro nuestro presente y nuestro futuro, pero si es tiempo de hacernos el viaje más cómodo y tomar las ayudas que la vida nos ofrece.

La TÉCNICA SIRIO DE ARMONIZACIÓN ENERGÉTICA, reúne variadas disciplinas de sanación y crecimiento personal, desde la canalización y lectura del aura, la imposición de manos, la armonización de chakras, hasta el acompañamiento físico, mental y emocional de la persona.

Todo lo que nos sucede tiene su origen en el plano energético, pero deja su huella en los otros planos y deben ser atendidos igualmente.
Armonizando desde el origen, podemos prevenir enfermedades, aliviar dolores emocionales y traer claridad a nuestra mente.

Activando la conexión con la Tierra y el Cielo, estando en comunión perfecta con nuestro yo superior, este tránsito que llamamos vida puede ser mucho más enriquecedor. Disfrutemos del viaje, sabiendo que la meta espera, que el único tiempo es el presente y que somos libres por encima de todo. Recordando que a la única persona que debemos lealtad es a nosotros mismos, recordando que si yo soy más feliz, el mundo será un lugar mejor, recordando que el otro es tan sólo un espejo de mi mismo que me muestra lo que hay más allá, un peldaño que me acerca a mi ser, una oportunidad para crecer y compartir.

Recordar que todos somos uno y la vida nos sostiene por encima de todo..

Desde antes de ser fecundados, cada vivencia, cada situación se instaló en nuestro código interno en forma de símbolo. En esta etapa no tenemos conciencia del lenguaje como lo interpretamos ahora, la comunicación “entre vidas” es telepática, no con palabras. Esos símbolos recogen las primeras  percepciones que tuvo nuestro espíritu en la llegada a la tierra. Conocerlas, descifrarlas y desactivar las que no nos favorecen, es fundamental para recuperar nuestra libertad de acción: cambiar las creencias limitadoras por otras liberadoras.

Traemos un cofre lleno de tesoros para compartir, pero si no nos atrevemos a abrirlo, a reconocer nuestras virtudes, a desarrollarlas, estamos desaprovechando  maravillosas bendiciones.

Ser responsables, abrir ese cofre y compartir nuestros tesoros..

La responsabilidad es la capacidad de responder con nuestras habilidades ante la vida, ligeros como las alas de un ángel, alegres como la sonrisa de un niño, frescos como la brisa del mar.

Seamos pues consecuentes con lo que hemos venido a hacer, con lo que traemos, con lo que anhelamos desde lo más profundo y demos un paso más.
Pero no podemos esperar a estar seguros de conocer que tipo de suelo habrá bajo ese nuevo paso, no podemos esperar a tener catalogada la textura, el color, el grosor, de cada baldosa.

Es momento de avanzar desde el AMOR Y LA CONFIANZA, dar un nuevo paso con la certeza, de que, con nuestro movimiento, aparecerá la mejor superficie para apoyarnos.
Sólo hay dos formas de estar en el mundo, dos posibilidades desde donde actuar y decidir: Desde el amor y la confianza, o desde el miedo.

Tu eliges a cada instante...

Porque ser valiente no es no tener miedo. Ser valiente es avanzar a pesar del miedo.

Hablamos mucho de la nueva Era, pero ¿Nos entregamos  realmente a los nuevos paradigmas, o seguimos encerrados en lo antiguo?.
Hablamos de la cuarta y quinta dimensión, pero ¿Aprovechamos los regalos que nos traen?

Ya no es necesario revivir cada acontecimiento pasado para poner luz, no es necesario volver a cada situación, a cada persona para llevarla a su lugar. Lo verdaderamente importante es la intención, la fuerza de nuestro propósito. Eso significa la energía de la cuarta y quinta dimensión, que podemos cambiar la materia desde otros planos con sólo nuestra intención. Todo es mucho más rápido, sólo hay que atreverse e intentarlo.

Desde el gran Sol Central, se nos recuerda que es tiempo de brillar con luz propia, de irradiar con nuestra luz, de compartir desde el corazón, de pulsar al unísono, de vibrar con la misma melodía, al ritmo del Amor.
Para ello, sólo debemos abrirnos a lo nuevo, entregarnos a cada proceso, sea el que sea, desapegarnos de lo conocido y saber, tener la certeza de que el orden primordial está por encima de todo, que la Vida no se equivoca, y que nos acompañan y guían en cada momento. Sólo hay que oír para escuchar, mirar para ver, sentir para conectar.

Las prisas, la desconexión, lo que comemos, los tóxicos que nos ponemos en el cuerpo y que respiramos, las influencias del mental colectivo, nos desalinean de nuestro canal. Tenemos al alcance de la mano la oportunidad de volver a nuestro centro: estar en la naturaleza, sentir los ritmos, respirar, meditar.. todos lo podemos hacer.

Realizar algunas respiraciones, visualizarnos enraizados a la Tierra, conectarnos con su chakra diamante.. se puede hacer en el  trabajo, en el ascensor, dando de mamar o conduciendo el camión. 
Conocer y liberar nuestros cuerpos energéticos, activar nuestro nuevo ADN, acceder a nuestros Registros akashicos es fundamental para recordar quiénes somos y cuál es nuestra misión en la vida.

Por eso, al formarse en cualquier disciplina del espíritu, es de vital importancia  conocerse bien, re-aprender a conectar, recordar nuestra sabiduría para ayudar a los demás. 

Realizar este trabajo en comunión con la naturaleza, en un entorno limpio y calmado, donde poder entregarte a cada proceso, es fundamental para recibir una formación completa y poder integrar lo vivido y aprendido.
Tener la oportunidad de practicar, de descubrir nuestros tesoros únicos y potenciarlos, hace que podamos aplicarlo desde el primer momento a nuestra vida diaria, bien como herramienta de auto-crecimiento o como soporte profesional.

Una forma de Autoconocimiento a través del otro. Una oportunidad para servir a la luz. Una nueva profesión. No importa por que te acercas a esta completa técnica, lo que importa es la oportunidad que se abre ante ti para desarrollarte y hacer de este mundo un lugar mejor.

En la nueva formación de la Técnica Sirio recibes las iniciaciones y los conocimientos necesarios, disfrutando de la propia vivencia, y la comunión del círculo.

Hace más de 18 años que encuentro y no busco, que acompaño procesos de vida desde el amor y la veneración que me despierta cada ser que se entrega cuando se tumba en la camilla para cada armonización. Y digo: Maestro, maestra, crezcamos en este compartir. Cada persona, un regalo.

Gracias a cada ser de luz que me ha dado la oportunidad de comprenderme más, de abrir nuevos caminos y seguir profundizando cada vez más en lo que soy, en lo que somos.

Sonia Alonso (Sedna)
Maestra Reiki y M.H. Terapeuta transpersonal. Renacedora. Doula.

Espacio Atlantis Nacer y Renacer. www.naceryrenacer.com

 

 

Contactar

Si desea información acerca de nuestra formación doulas, acompañamiento durante el embarazo, o cualquier información relacionada con las actividades o eventos de nuestro espacio Atlantis envíanos tu consulta haciendo...

click aquí

¿Quieres recibir información?